fbpx

5 Formas de vender con tu Tienda Online

A día de hoy cualquier hijo de vecino puede tener una tienda online. Es relativamente fácil tenerla y no digo que esté mal, de hecho si no la tienes deberías tenerla ya. Pero para que un negocio como una tienda online funcione no basta con tener una tienda y tirarla en Internet. Hay que conseguir que la gente la conozca, entre, compre, quede satisfecha y vuelva a comprar. Si alguno de estos pasos falla puede ser que no vendas nada nunca o incluso que solo te compren una vez porque no les has gustado. Así que vamos a dar unos cuantos consejos para arreglar los diferentes puntos que hemos mencionado para que la tienda funcione

Si la gente no entra a tu página Web de forma natural es porque nadie te conoce. Iba a utilizar unas palabras más duras pero con estas basta. Si nadie te conoce significa que no has hecho la suficiente publicidad o no has sido lo suficientemente rompedor para que la gente se quede con tu nombre. Las formas más sencillas que tienes de que la gente te conozca son el SEM, el SEO y las redes sociales.

nadie conoce tu web
  • SEM: Utilízalo sobre todo para ofertas puntuales que sean muy llamativas y que la gente no pueda resistirse a comprar. Algunos ejemplos pueden ser productos o servicios gancho para luego venderles más cosas una vez que ya tiene sus contactos. Va a ser útil para conseguir sus mails, que te conozcan o incluso que puedas vender un producto nuevo o que va a estar poco tiempo a la venta. También lo puedes utilizar para simplemente ofrecer información, pero para eso considero mejor el SEO.
  • SEO: Está claro que dentro de tu página web tienen que aparecer tus servicios y tus productos. Estos solo tendrán la intención de vender pero además de tener directamente los artículos con los que quieres ganar dinero tienes que ayudar a la audiencia. Tiene que haber una gran parte de tu contenido llámalo blog, llámalo noticias, llámalo como quieras pero tiene que haber un artículo para cada una de las preguntas que se haga tu nicho de mercado, para que cuando las busquen en Google salga tu página web y tengas más posibilidades de que te compren a ti.
  • Redes sociales: Tus redes sociales tienen que ser iguales que un blog, tienen que aportar valor, mostrar cosas y ayudar a toda la audiencia a resolver sus problemas. Está claro que puedes utilizarlas para vender, pero si tus redes sociales son una teletienda no vas a conseguir crecer. Una estrategia estandar es aportar muchísimo valor útil dentro de tus redes sociales y utilizar las publicaciones pagadas de redes sociales para vender. No es la que más me gusta a mí pero está bien, siempre será mejor que parecer una teletienda de medianoche.

2. Asegúrate de tener un buen producto

Una vez has conseguido atraer una gran cantidad de gente, es posible que la gente no te compre. Uno de los problemas más comunes es que:

buen producto

Tu producto es una basura: Si tú producto no aporta nada nuevo, no es de una marca relevante, tiene un precio excesivo… Nadie va a querer comprarlo por mucha publicidad que hagas. Tienes que tener un producto totalmente rompedor o, si eso es muy complicado más barato que los demás. Yo te recomiendo que compitas en aportar valor y no en recortar precios. Siempre que aportes más valor que los demás vas a ser único e incomparable y te van a elegir a ti independientemente del precio.

3. Haz que la gente compre

Hacer que la gente compre en tu página web es más complicado de lo que parece. Hay multitud de factores que la gente toma en cuenta a la hora de comprar algunos son:

  • Tu página web apesta: Si tienes una página web fea, vieja o que funciona mal la gente empezará a sospechar y cada vez será más reticente a la hora de insertar su tarjeta de crédito, por lo tanto asegúrate de que tratas con tanto cariño tu página web como tu tienda física.
  • No generas la suficiente confianza: Esto va muy ligado a la apariencia directa de tu página web, pero es mucho más genérico y va más allá. Si no te han visto nunca en las redes sociales o nunca te han comprado probablemente sospechen un poco de ti, para conseguir generar esta confianza al de haber interactuado alguna vez más con tus clientes, para que no crean que eres un oportunista y le den una oportunidad tu producto.
  • Los textos son horribles: Intenta cuidar bien el copy de tu página web, un buen texto puede despejar todas las dudas de tus clientes y guiarlos hacia la compra de una forma mucho más eficiente. Sin duda aprender o invertir en un buen copywriter es una inversión a largo plazo que deberías hacer.

4. Haz que la gente quede satisfecha

Hacer que la gente se quede satisfecha hoy en día no es fácil con toda la oferta que hay en el mercado. Más allá del producto tendrás que crear una relación con la persona para que se acuerde de ti. Vas a tener que darle una buena atención antes de la compra y después de  la compra. No nos referimos simplemente a seguir ofreciéndole productos para seguir queriendo transaccionar con el, este es el método de la vieja escuela y hoy en día ya no sirve. Nos referimos a darle soporte gratuito, devoluciones rápidas y gratuitas, ofrecerle contenido de valor una vez ya haya transaccionado contigo para que no piense que solo querías vender, etcétera. Todo este sentimiento de cercanía y calidad para que la persona quede totalmente satisfecha y se quede con una buena experiencia de compra.

cliente satisfecho

5. Haz que vuelvan a comprarte

Si has cumplido todos los pasos anteriores y la persona a la que le has vendido ha quedado satisfecha significa que podrás convertirlo en un cliente recurrente. Probablemente cuando te haya comprado te habrá dado su email así que podrás ir aportándole valor mediante newsletters. No la agobies vendiéndole todo el rato, dale consejos, ayúdalo, aconsejalo… Pero eso sí, cuando llegue el momento, vuelve a estar ahí con anuncios en Sem, tanto por búsqueda como de display o mándale un pequeño recordatorio sobre tu nueva oferta que no se puede perder. Si has hecho bien tu trabajo, tu información le ha sido útil y quedó satisfecho, probablemente tendrás una nueva compra con el mismo cliente. Ese es realmente el secreto para que una tienda online funcione.

Si ha seguido bien todos los puntos que hemos tratado, es imposible que tú empresa no consiga vender más de forma online. Es posible que tardes unos cuantos meses, pero verás como al final acabas consiguiendo facturar más. Si necesitas ayuda para tu estrategia online puedes contactarme aquí abajo o en el whatsapp que tienes a mano izquierda. Un saludo y hasta la próxima.

¿Tienes preguntas?
Pues no seas vergonzoso, cuéntame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?