fbpx

Como combatir la estacionalidad de un Ecommerce

Aunque una tienda online funciona durante todo el año, dependiendo del tipo de producto que estemos vendiendo puede sufrir estacionalidades. Esto quiere decir que, durante un periodo del año no se vende o se vende menos. Hoy vamos a ver que es exactamente y como las podemos combatir.

Como ya hemos dicho, la estacionalidad es un periodo flojo de ventas. Tiene que darse en periodos fijos, de forma repetida y tiene que ser predecible. Si por ejemplo hay una bajada de la demanda porque tu producto ya no interesa ya que ha salido otro mejor, no se considera estacionalidad.

No confundir estacionalidad con picos de demanda

Los periodos como San Valentín, black Friday o el día del padre no son estacionalidad. Son picos de demanda. Normalmente la sociedad se agrupa en esos días especiales para comprar más productos y suelen subir la mayoría de ventas de tiendas online. Si quieres hacer una tienda especial para estos días, asegúrate que agrupes varios a la vez para poder mantenerte durante todo el año, no te confíes en trabajar solo para uno de estos días porque va a ser un negocio totalmente insostenible.

¿Qué consecuencias trae la estacionalidad a un Ecommerce?

La mayor de las consecuencias que trae qué es la inestabilidad económica. Esta inestabilidad hará  muy complicado que puedas tener suministros de una forma constante y puestos de trabajo de una forma permanente. Esto te hará más difícil negociar con los proveedores y darás peores condiciones laborales a tus trabajadores, por lo que te será más difícil fidelizarlos.

Posibles Soluciones para la estacionalidad de tu ecommerce

Antes de dar las soluciones tenemos que saber que hay dos tipos de estacionalidades.
La primera, es que se sigue comprando el producto o servicio aunque baja la demanda. Es muy popular en los gimnasios. En enero y septiembre aumenta mucho la cantidad de socios pero durante el verano baja mucho. Aún así durante todo el año sigue habiendo clientes nuevos.
La segunda, es totalmente imposible vender un producto porque durante esa temporada nadie lo necesita, un ejemplo muy bueno puede ser la venta de estufas. En invierno se gana mucho dinero, pero en verano es totalmente imposible vender una. Así que vamos a dar una solución para cada una de estas situaciones.

a) Se sigue comprando, pero menos

Lo más común es que durante los meses de bonanza se ahorre una parte de dinero para poder mantenerse durante los meses más duros. Eso está bien si lo único que quieres es mantener tu negocio siempre en el mismo nivel. La alternativa a esto es invertir más en publicidad durante los meses malos. Es cierto que te va a costar más dinero conseguir un cliente durante los meses malos, pero al final, si consigues que un cliente te compre y lo fidelizas, se va sumando a tu comunidad de fanáticos de tu marca y será más fácil que aumentes el consumo en meses flojos. La otra opción, que es la que más me gusta a mí, es que crees ofertas irresistibles para esas temporadas. Así es, ofertas de verano, navidad… La época que para ti sea floja.

b) No se vende, porque no hay demanda

La medida más popular  es que se cierre la empresa durante los meses en las que no hay demanda. Se hace, por ejemplo con los hoteles. Pero como tú tienes una tienda online no necesitas cerrar, basta con adaptarse. La primera medida que podemos tomar es centrar nuestra publicidad en sitios donde si hay demanda. Siguiendo con el ejemplo de las estufas, podemos centrar la publicidad en los países del Norte, en los que siempre suele hacer frío o podemos irnos a las antípodas, que mientras en nuestro país es verano en el otro lado del mundo es invierno, por lo tanto ahí sí que se venden estufas. Y la última opción, si no quieres moverte de país sería crear una empresa paralela, con estacionalidad contraria. Si tienes una empresa de estufas, deberías crear una empresa por ejemplo de piscinas. Así las estacionalidades se compensan la una con la otra durante el año.

Espero que te haya gustado el artículo y lo empieces a poner en práctica para combatir esa molesta estacionalidad. Si tienes cualquier duda puedes dejarla en los comentarios de aquí abajo o ponerte en contacto conmigo en el formulario o con el botón de WhatsApp de abajo a la izquierda. Nos vemos en el próximo artículo.

¿Tienes preguntas?
Pues no seas vergonzoso, cuéntame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?