fbpx

¿Se puede hacer una Tienda Online sin stock?

Mucha gente acude a mí con una idea de tienda online o de negocio perfecto, pero tiene mucho miedo de hacer una gran inversión y que no funcione. Al fin y al cabo comprar una gran cantidad de stock para que te hagan cierto descuento o, simplemente te lo lleguen a vender, acaba siendo un riesgo muy grande si no sabes si la gente te lo va a comprar. Pero lo bueno de las tiendas online es que puedes crear un negocio desde cero y sin stock. Así que la respuesta correcta es SI, puedes crear un modelo de negocio sin tener ningún tipo de stock en tu almacén. De hecho yo, cuando empecé a aprender SEO, probé unos cuantos de estos en diferentes tiendas de afiliación y dropshipping. Te cuento mi experiencia.

Gracias al mundo online, se ha creado un ecosistema gigante en el que todos podemos aportar nuestro granito de arena para combinarlos y crear negocios gigantes. Hemos llegado a tal punto que podemos tener un negocio y solo ocuparnos de una pequeña parte de este, haciendo que tercero se ocupen del resto. Así que, como podrás imaginar, no hay una única forma de poder trabaja sin tener esto.

Venta bajo demanda

Un modelo de negocio muy recurrente en la venta  objetos personalizables es la de venta bajo demanda. Tú ofreces algún tipo de producto que se pueda personalizar con una imagen, por ejemplo, y cuando alguien te lo haya comprado simplemente se lo encargas a la fábrica y se lo haces llegar a tu cliente. De esta forma no tienes stock y solo tienes que esperar a que se hagan ventas.

Tiendas de afiliación

Las tiendas de afiliación son negocios que te permiten promocionar productos de terceros  a cambio de una comisión. Estando en el mundo online vas a poder recomendar productos que a ti te interese vender para ver si verdaderamente son rentables y tienen demanda. Además, por hacer este experimento, te llevarás un porcentaje de la venta que nunca está de más. Cuando hayas probado todos los productos que quieras y hayas comprobado que, efectivamente era una buena idea para el mercado, puedes cambiarlo por productos tuyos, ya sea de una marca propia o de la misma marca, pero teniendo stock para poder llevarte más margen de beneficio.

Hacer Dropshipping

El dropshipping que está tan de moda hoy en día no es más que, anunciar un producto como si fuese tuyo y cuando alguien te lo compre mandar el pedido a la fábrica con la  que tienes el acuerdo y que la fábrica se lo mande al cliente. Es muy similar a la venta bajo demanda, pero, a la primera opción, le quería dar una diferenciación por qué el ejemplo que he utilizado de empresas de personalización tienen la limitante de que no pueden fabricar nada hasta que no tengan el diseño. En el caso del dropshipping son negocios normales que simplemente se piden a la fábrica siendo tu un intermediario. La mejor forma de escalar este negocio sería igual que con las tiendas de afiliados, una vez has visto que tu producto triunfa, pues comprarlo para tenerlo en tus almacenes y poder venderlo controlando todas las variables y consiguiendo un margen de beneficio mayor.

Ventajas de vender sin stock

  • Minimizas el riesgo inicial: Al no tener que desembolsar mucho dinero al inicio del negocio, minimizas la cantidad de dinero que pierdes si sale mal. Esto sin duda es muy atractivo para las personas que empiezan con su primer negocio.
  • No tienes que preocuparte por el almacenamiento: El almacenaje del producto requiere un coste, una atención y unos cuidados mínimos. Todo esto se traduce en mucho tiempo, dinero y conocimientos. Si estás vendiendo productos de terceros, todo esto te lo ahorras, ya que lo hace la empresa que tiene el producto.
  • No tienes que preocuparte por gestionar el envío: Por el mismo motivo que la empresa se ocupa de almacenaje, la empresa se ocupa también de gestionar todo el tema de envíos. Por lo que no tendrás que estar pendiente de la paquetería.
  • Increíble opción para testear negocios: Es, a día de hoy, la mejor forma de probar si un negocio funciona o no con una inversión mínima.

Desventajas de vender sin stock

  • No controlas el margen de beneficio: Es cierto que tú puedes poner el precio que quieras para tus productos, pero la gente no es tonta y si te pasas de listo subiendo mucho el precio no te lo van a comprar a ti se van a ir a la competencia. Por lo tanto vas a tener qué jugar con unos márgenes de beneficio bastante estrechos.
  • No controlas los envíos: La atención al cliente y la satisfacción de este son muy importante y una parte está en el control de calidad del envío el paquete. Tendrás que confiar al 100% en que la empresa lo haga con el mismo cariño que lo harías tú. Esta pérdida de control te puede costar una peor impresión para tus clientes.
  • Dependes del dueño del producto: Como el producto no es tuyo estás a merced de lo que decida la fábrica. Si es Amazon puedes reducirte los porcentajes de beneficio y si es una fábrica diferente puede dejar de fabricar ese producto y que te quedes sin poder ofrecerlo.

Conclusión

Vender sin tener stock parece una utopía que no se pueda cumplir, pero ya te digo yo que muchísima gente vive de este tipo de negocios. Cómo recomendación, yo utilizaría este tipo de esquema de negocio para empezar y ver si mi producto tiene un hueco en el mercado. Una vez ya me he cerciorado de que lo puedo vender sin demasiados problemas reinvertir  todo lo ganado para conseguir stock y poder controlar absolutamente todas las variables dentro de mi negocio. Haciendo esto me aseguro de reducir al máximo el riesgo inicial, qué es el mayor. Pero también me aseguro de estar trabajando alineado a mis objetivos. Una vez haya dado el paso de tener el stock ya podría aumentar los márgenes de beneficio y asegurarme de que la satisfacción del usuario es máxima.

¿Tienes preguntas?
Pues no seas vergonzoso, cuéntame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?