fbpx

¿Debería tener una Tienda Online si tengo negocio Físico?

Hola a todos ya todas, es muy posible que ,si has llegado hasta aquí, sea porque ya te has lanzado a tener un negocio físico y no sabes si de verdad vale la pena dar el salto al mundo online. Me llegan muchos clientes con ese mismo problema, que no saben si esto simplemente es una moda o de verdad sirve para hacer crecer su negocio. Pues vamos a descubrir si de verdad el tener tu tienda online es solamente una moda o, por el contrario, es la pieza que le falta a tu negocio.

Se estima que en los países más desarrollados en cuanto a comercio electrónico, entre un 20% y un 30% de las ventas de todos los tipos de productos se hacen a nivel online. Se estima que para el año 2030 el 50% de las ventas se hará a nivel online. Siento haberte spoileado el resto del artículo, pero como podrás deducir tú mismo o tú misma, durante los próximos 10 años el comercio físico se va a estancar e incluso va a retroceder en algunos sectores y el comercio electrónico como mínimo se va a duplicar si estás en zonas como Estados Unidos o Reino Unido que ya está bastante avanzado este tema. Para el resto del mundo como por ejemplo los países latinoamericanos o España dependiendo de la zona la cantidad de ventas online durante los próximos 10 años se va a multiplicar por 4 o incluso por 5. Así que, queda claro que aunque tengas una tienda física deberías tener una tienda online.

En 2030 el 50% de las compras serán Online 

¿Cualquier negocio puede saltar al mundo Online?

Ahora me saldrá la típica persona que tiene un negocio qué es un bar y no puede tener clientes online, el típico servicio muy concreto, como un masajista, que tiene que ser sí o sí físico. Bueno vamos a empezar a quitarnos estos problemas de la cabeza y vamos a aceptar que todo se puede hacer de forma online total o parcialmente. Si es el caso que se puede hacer totalmente de una forma sencilla, por ejemplo una tienda que vende productos y los envía, puede hacerlo sin ningún tipo de problema para todo el planeta sin mayor quebradero de cabeza. Pero si es como en el caso de un masajista que tiene que hacer una parte de forma física, vamos a intentar pensar un poco en cómo podemos automatizar de forma online todo lo posible, para que nuestro negocio mejor.

Ejemplo de pasar un negocio físico a online complicado

Como aquí estamos hablando de e-commerce, vamos a intentar que nuestra primera opción a la hora de transformar nuestro negocio físico en online sea mediante la venta de productos. Si simplemente estás vendiendo servicios puedes hacer que tu página web venda boletos o contactos para conseguir clientes. Un ejemplo muy sencillo es la página en la que estás, aquí no vas a poder comprar ningún producto ni servicio de forma instantánea, pero si vas a poder contactar conmigo para que yo pueda asesorarte y ver lo que necesitas y después ya podrías comprar lo que necesites. Muy similar sería para cualquier tipo de asesoría, o siguiendo con el ejemplo del masajista venderías “productos o citas ” en forma de boleto o contactos. Y ya te digo que cualquier negocio puede conseguir este tipo de venta de forma online, si no es el producto directo puedes vender la cita contigo.

Otra opción, que ya se sale un poco de lo que es el propio e-commerce, sería buscar alternativas para que monetices tu negocio de forma online. Por ejemplo puedes vender clases, infoproductos, asesorías como ya hemos dicho, comunidades en las que para formar parte haya  que pagar… Es imposible qué un negocio no pueda verse beneficiado del mundo online, ya sea vendiendo directamente los productos o consiguiendo clientes e ingresos por otros medios un poco más indirectos.

Respuesta

Si, rotundamente sí. Si tienes una empresa, sea de lo que sea deberías empezar a vender tus productos online desde ya. Estás en un momento en el que el mercado aún está en crecimiento y puedes subirte al barco sin ningún tipo de problema, vender online es mucho más barato que vender de forma física y tiene un margen de crecimiento infinitamente superior al de la tienda física. Si ya tienes tu stock y tus clientes te compran, sabes que tu producto se vende y lo puedes hacer en todo tu país en lugar de hacerlo en tu barrio. Así que da el paso ya y empieza aprovecharte del mundo online que estamos en el siglo 21.

¿Qué necesito para hacer mi tienda Online si ya tengo una tienda Físca?

Lo bueno de tener una tienda física es que tienes más de la mitad del trabajo hecho. Pero voy a comentarte rápidamente lo qué vas a necesitar para ponerte en marcha con tu nueva tienda online.
Doy por hecho que ya eres autónomo o la figura legal que necesites en tu país, ya tienes stock y una marca para tu tienda, así que empezamos.

  • Página web: No hace falta que empieces con nada muy complejo, una página web con una home para que la gente entre y de ahí los va repartiendo entre las diferentes categorías de tus productos será más que suficiente. También asegúrate de añadir los textos legales, alguna forma en la que contacten contigo y por último todo lo demás que quieras añadir, cómo: quién eres, historia de tu empresa, clientes que has tenido… Todo lo que consideres útil, pero ya te digo que es muy secundario, por lo menos al principio.
  • Opción de tienda: Ahora que ya tienes tu página web tienes que hacer algo para que se transforme en una tienda online, o que tenga un apartado de tienda online. Si has usado WordPress para tu página web con un woocommerce te será más que suficiente, si lo has hecho con Shopify ya tendrás la tienda hecha, te dejo aquí todas las opciones en las que puedes hacer tu tienda online.
  • Productos para vender: Como ya hemos dicho, cuento con que ya tienes stock. Así que ahora vas a necesitar una descripción de tus productos, la foto y el precio. Ya verás que será conveniente hacer una descripción corta y rápida para la gente que más o menos ya sabe lo que quiere, y algo más detallado para la gente que aún está dudando e incluso te permitirá conseguir buenas posiciones en Google, así que no tengas miedo de escribir.
  • Formas de cobro: La gente ya podrá llegar a tu página web y ver los productos, falta que lo puedan comprar y para ello necesitarás que te paguen. Las formas de pago más comunes en e-commerce son PayPal, transferencia bancaria, contrareembolso y con tarjeta. Si necesitas más información en este artículo te digo cuáles son las mejores y además nombro otros métodos de pago un poco más exóticos.
  • Forma de envío: Una vez ya te hayan comprado, vas a tener que enviarlo, para ello tendrás que contactar con una empresa de envío de forma que te digan cuánto cuesta el hacer este servicio y tú se lo puedas incluir en el precio a tu cliente. En España las más famosas son Seur y Correos pero hay muchas con muy buenos precios, con una búsqueda en Google las sacas todas.

Como ves no necesitas demasiadas cosas y normalmente la persona que te haga la página web, si no lo haces tú mismo tú misma, ya te asesorará sobre algunas para ir ayudándote. Tienes que ver la tienda Online como  otra forma más de vender, como si fuese alquilar otro local pero en este te ve gente de todo el mundo y así verás como se te van todos los miedos. Ya no tienes ninguna excusa para seguir ahí parado y no empezar a triunfar vendiendo tus productos y servicios a todo el país o a todo el mundo. Para cualquier consulta puedes contactarme aquí abajo y estaré encantado de ayudarte y asesorarte. Un saludo y hasta el próximo artículo.

¿Tienes preguntas?
Pues no seas vergonzoso, cuéntame

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?